2.es.32 El mejor eslógan de la historia de la publicidad

“Un diamante es para siempre” (“A diamond is forever”) fue el eslogan acuñado por la firma de publicidad NW Ayer en 1948 por encargo de la compañía de extracción de diamantes De Beers para incitar a regalar estas joyas como símbolo de compromiso matrimonial.
Con sus más de 60 años de vida a cuestas, la frase suena obsoleta pero sigue siendo, por derecho propio, el eslogan más certero y exitoso de la historia de la publicidad.

El lema “un diamante es para siempre” inculcó un hábito social inexistente y, como consecuencia, logró que esas piedras de carbono puro escaparan de la volatilidad de otras materias primas nobles, como el oro o el platino, desafiando las convenciones de la ley de oferta y demanda.

Hasta 1870, los diamantes eran una rareza de la naturaleza que se encontraban en la India y en la selva brasileña. En sintonía con su escasez, los diamantes eran un carísimo capricho de príncipes y acaudalados burgueses.

Cuando en 1870 se descubrieron unas gigantescas minas de diamantes cerca del río Orange, en Sudáfrica, el mundo se vio inundado de aquellas curiosidades de la naturaleza.
Lo que predice la teoría económica es que cuando un bien abunda su precio tiende a caer en proporción similar a su abundancia.
Pero el propietario de la mina, la compañía De Beers, logró esquivar este sino gracias a su férreo control monopolístico de la producción y, sobre todo, gracias a una nueva costumbre social sutilmente impuesta.

De Beers consiguió gracias a la campaña de marketing de NW Ayer convencer primero a los norteamericanos, más tarde a los europeos y finalmente al resto del mundo (pudiente) que regalar una sortija con un brillante (o, mejor aún, un collar de diamantes de tamaño XL) era la mejor manera de mostrar a tu pareja y al mundo tu compromiso eterno.
¿Por qué? Porque un diamante es para siempre. Tres años después del lanzamiento del eslogan, el 80% de los compromisos matrimoniales en EEUU se sellaban con un anillo de diamantes.

Han pasado 142 y 64 años, respectivamente de ambos hitos y todo sigue, más o menos, igual: De Beers controla el mercado mundial de los diamantes con la dureza del carbono cristalizado y el eslogan sigue siendo el argumento inapelable a la hora de optar por el regalo…

…A pesar de ser falaz, al menos por dos motivos:
– El físico: un diamante NO es para siempre, porque se transforma poco a poco en grafito, por más que el proceso dure más que el más longevo de los matrimonios.
– El sentimental: Puede que el diamante dure pero su “valor simbólico” puede durar más bien poco, viendo cómo aumentan los divorcios y separaciones. En el sitio De todas formas nunca me gustó mujeres desencantadas revenden las joyas con las que sus pretendientes les juraron amor eterno.

Artículo original: Cooking Ideas

Comentario (miércoles, 1 de febrero):
1. Resumen del texto
2. Significado de las palabras en negrita

Anuncis
Arxivat a castellano. Etiquetes: . Leave a Comment »

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: